5 looks de lentejuelas para Nochevieja


Soy una fanática de las lentejuelas. Me gustan para días festivos pero me gustan también descontextualizadas para el día a día, con un simple jersey de punto. Y como Fin de Año está a la vuelta de la esquina, os propongo 5 ideas con lentejuelas para recibir al 2018 a tope de brillo y de glamour del bueno.
  1. Unos botines. Atrévete con lentejuelas a tus pies y combínalos con un look en negro, de vestido negro o de top + cazadora de piel + pantalón tobillero.
  2. Un pantalón. Elige el pantalón también tobillero y póntelo con unos botines de tacón fino. Combínalo con una blusa de seda y accesorios en dorado. O con una blusa de seda pero de rollo pijamero. Esa mezcla funciona especialmente bien.
  3. Una sudadera. Si es de lentejuelas grandes, me gusta más aún. Con una minifalda de napa negra y botas altísimas, super por encima de la rodilla. O con unos leggings de vinilo y botines de tacón fino. Estiliza y queda muy sexy.
  4. Un clutch. Si lo tuyo no es lentejuelizar el cuerpo, ponte un clutch. Con un look de pantalón + top transparente, todo al negro para que quede protagonista el clutch. Éste me parece monísimo. 
  5. Una falda. De largo midi, con abertura. Combinada con una simple camiseta o top blanco y una americana de terciopelo. Y si eres atrevida, con calcetines y sandalias. Triunfo loco de Nochevieja.
No se te ocurra: renueva tu lentejuelismo. Se van cayendo las lentejuelas, se ven antiguos... no vale esa prenda del año chimpun. Saca la urraca a pasear y atrapa algo nuevo.
Las lentejuelas ópticamente añaden volumen. Así que evítalas en vestidos ceñidos si no eres de las delgaditas.
Juega con mezclas de tejidos para informalizarlas (no verte tan de presentadora de programa de Fin de Año): con terciopelo, seda y punto.
Botines de lentejuelas + vestido de lentejuelas. Y se me atragantan. No a la sobredosis. No a la muerte por lentejuelas. Ante la duda, siempre mesura, amiga estilaria. Siempre mesura.
Las lentejuelas no tienen edad. No te limites. Póntelas siempre que te apetezcan y te sientas cómoda con ellas, que te mires al espejo y sientas que las defiendes. No te fuerces. Si no te gustan, pues como las homónimas: las dejas.

Lo encontrarás en: los botines son de Uterqüe. El pantalón, de Intropia.

Comentarios