5 + 1 compras de rebajas IMPRESCINDIBLES


Con esto de las rebajas creo que ya tenemos suficientemente claro qué es lo que queremos comprar. Que si básicos, que si invertir en algo bueno, que si fondo de armario. Pero normalmente relegamos al fondo de la lista algo tan básico y fundamental como el famoso cajón de lo que no se ve en la calle: ropa interior, pijamas y demás. Y es algo que también necesita renovación.
  1. Pijamas. Renueva los pelotilleros, los que te quedan grandes o pequeños, lo que están descoloridos, los que han perdido el cordón, etc. Busca piezas bonitas, preferiblemente coordinadas, de aire algo masculino... o un bonito camisón si te resulta cómodo. 
  2. Ropa interior. Las braguitas y amiguitas tienen que ir pasando a mejor vida cuando les llega la hora. Si no quieres ir de encaje cada día, en algodón hay preciosidades en color negro, blanco, rosa palo... ideales para coordinar con un sujetador, incluso. Renueva y rejuvenece tu ropa interior.
  3. Las camisetas. Si eres friolera, no podrás vivir sin llevar una camiseta interior. Afortundamente, hay montones de opciones, cada cual más bonita. Búscala que tenga algo de encaje (que así la puedes dejar asomar bajo el jersey o la camisa). Y atrévete con los bodies de encaje y manga larga. Abrigan muchísimo e irás ideal.
  4. Calcetines y medias. Sé crítica. Y renuévalos a menudo.
  5. Zapatillas de estar por casa. Sí, esa parte del zapatero también tiene que renovarse.
5+1. Ropa de deporte. Si haces deporte tienes que ir mejorando el armario del ídem. Con tops y leggins nuevos te motivarás para hacer ejercicio, te sentirás más mona, te impulsará a mirarte al espejo. Y ya sabéis que soy muy partidaria del espejo. Eso sí, como con la ropa, selecciona las prendas que te saquen partido. En el gimnasio, como en la calle: no todo vale.

No se te ocurra: pijamas y ropa interior de dibujitos si ya has pasado los 35 años. Ojo, no pasa nada. Me parece estupendo porque es una cuestión de gustos. Pero intenta imaginarte una escena de una peli de los años 50 con esas actrices maravillosas vestidas con un pijama de unicornios y purpurina. Ahora ponles un pijama de cuadros así rollo masculino. ¿A que ahora sí?
Colección interminable de bragas estiradas. Vale que está bien tener algunas """"""para esos días""""". Pero no un cajón entero.
Pantuflas llenas de pelotillas, de manchas, y FEAS. No a la zapatilla horrenda. No a los pies de Fraguel Rock.
Ropa interior de viejuna. Vale que son necesarias las bragas color visón. Pero todo el cajón en modo Bridget Jones NO.
Muerte al calcetín de talón transparentoso.

Lo encontrarás en: el pijama es de Etam. El body es de Intimissimi.

Comentarios

Publicar un comentario